Se destapa la corrupción en “La casa blanca” de Mauricio Sahuí

Tiene candidato priista Mauricio Sahuí ‘’Casa Axial’’ valuada en más de 15 millones de pesos en Yucatán

Mauricio Sahuí Rivero candidato a la gubernatura de la coalición PRI-PVEM-PANAL construyó una mansión que bautizó como ‘Casa Axial’ valuada en más de 15 millones de pesos durante su gestión al frente de la Secretaría de Desarrollo Social— de 2015 a 2017— en Yucatán.

Sahuí Rivero contrató a Carlos Patrón en colaboración con Reyes Ríos + Larrain Arquitectos para la elaboración del diseño y edificación de ‘Casa Axial’ en una extensión de terreno de 2 mil 677 metros cuadrados en la comunidad de Chablekal, que forma parte del municipio de Mérida

El despacho exhibe el diseño y fotografías de ‘Casa Axial’ entre las construcciones más ostentosas a través del portal del Taller de Arquitectura Conceptual (http://www.arquitecturacontextual.com).

Antes de construir la mansión, Sahuí Rivero, viva en una casa de 494 mil pesos, que compró en el fraccionamiento Montecarlo. En el cargo de Secretario Desarrollo Social percibía un salario de 73 mil a 139 mil pesos mensuales durante el periodo del 29 de septiembre de 2015 al 15 de diciembre del 2017, sin reportar ingresos por actividades empresariales, comerciales o profesionales en los últimos 15 años.

En su declaración patrimonial, que presentó el pasado 16 de abril, el candidato de los partidos Revolucionario Institucional, Verde Ecologista y Nueva Alianza (PRI-PVEM-PANAL) omitió poner el monto de la ‘Casa Axial’, cuya propiedad se encuentra a nombre de su esposa Yamile Seguí Isacc, dedicada a labores del hogar.

El aspirante a la gubernatura de Yucatán, también ocultó, en su declaración patrimonial, un crédito hipotecario de 3 millones de pesos, que solicitó a BANORTE en octubre del 2014.

En la última década, Mauricio Sahuí Rivero, su esposa Yamile Seguí Isacc, sus padres Mauricio Sahuí Triay y Mirna Rivero Triay; sus hermanas Mirka Sahuí Rivero, actual directora de Transparencia de la Secretaría de la Contraloría General de Yucatán y Melissa Sahuí Rivero jefa del departamento del Instituto Estatal para la Corrupción, sus cuñados Allan Medina Ceceá y Ricardo Herrera, incrustados en diferentes áreas del Gobierno, adquirieron casas y terrenos con alta plusvalía en diversas regiones de Yucatán.

El poder público permitió a la familia Sahuí crear sociedades con otros funcionarios y empresarios que despojaron de sus tierras a ejidatarios y campesinos mediante argumentos legaloides en las que posteriormente construyeron inmuebles comerciales.

En su declaración patrimonial, Sahuí Rivero reportó un terreno de 937 metros cuadrados adquiridos en 70 mil pesos en el municipio de Tixkokob, en 2013.

En una búsqueda en los archivos del Registro Público de la Propiedad aparece que el terreno mide 93 mil metros cuadrados, es decir el candidato a la gubernatura del PRI-PVEM-PANAL, pagó 7 centavos por metro cuadrado.

Sahuí Rivero realizó la transacción de compra-venta del terreno en sociedad con Gabriel Guzmán Millet y Alejandra Teresita Solís Erosa, esposa de Francisco Rivas Gamboa, al que convirtió en uno de sus colaboradores más cercano y prestanombres de confianza durante el tiempo que ocupó la Dirección Estatal de Transporte y dirigencia del PRI en Yucatán, entre 2007-2008.

A partir de 2007, Solís Erosa, esposa de Rivas Gamboa adquirió 49 propiedades de alta plusvalía, incluido un terreno de 2 mil 677 metros cuadrados que colinda con “Casa Axial”, en Chablekal, Mérida.

La coincidencia que abrió todas las sospechas de corrupción fue que Solís Erosa y Yamile Seguí Isacc, esposa de Sahuí Rivero compraron los terrenos al mismo vendedor, con la misma extensión, al mismo precio que posteriormente inscribieron en el Registro Público de la Propiedad, el mismo día y misma hora.

El afortunado vendedor de ambos terrenos resultó ser Jorge Montaño Michel, actual delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes en Yucatán.

El 3 de abril del 2017, Mauricio Sahuí Triay, padre de Sahuí Rivero, compró en ese mismo perímetro un terreno de 987 metros cuadrados en Chablekal, Mérida, periodo en que el ahora candidato priista a la gubernatura, ocupaba la Secretaría de Desarrollo Social en Yucatán.

Un año después—en abril de 2018— Gabriel Guzmán Millet, socio de Sahuí Rivero despojó a Doña María Angela Tec Cob, de 73 años de edad, y sus familiares de un terreno ubicado en la calle 14 A por 7 B, en Santa Gertrudis Copo, municipio de Mérida.

Guzmán Millet llevó maquinaria pesada y empleados para la demolición de las viviendas, terreno en el que ahora pretende construir un desarrollo inmobiliario en Santa Gertrudis Copó, que se ubica cerca de la nueva zona comercial “Cabo Norte”

La propiedad de Doña María Angela Tec Con, colinda con los terrenos cuyos propietarios son: Guzmán Millet, Alejandra Teresita Solís Erosa y Felipe Ángel Maldonado Solís, socios inmobiliarios de Sahuí Rivero, con 93 hectáreas en Tixkokob y 33 hectáreas en la zona turística de Mahahual, Quintana Roo, de 2008 a la fecha.

La opulencia de Guzmán Millet ha llegado al extremo, pues ahora es conocido como el nuevo ‘Cacique Maya’, debido a que adquirió más de 500 propiedades desde la asunción de Sahuí Rivero a cargos públicos en el Gobierno de Yucatán. Antes del 2007, Guzmán Millet únicamente tenía 15 propiedades.

Otro personaje, que aparece en la red inmobiliaria de prestanombres de Mauricio Sahuí, para obtener terrenos es Rafael Acosta Solís, ex subprocurador de Justicia del estado y asesor de la Consejería Jurídica del gobierno de Yucatán.

Las denuncias por despojo de tierras y fraudes inmobiliarios contra Guzmán Millet y Rafael Acosta Solís son múltiples, coincidentemente ninguna ha prosperado en las administraciones priistas.

En 2015, siendo Asesor de la Consejería Jurídica del Gobierno de Yucatán, Acosta Solís entregó a Guzmán Millet en dación de pago 72 predios con una extensión de 47 hectáreas ubicados en el ejido Yaxkukul.

En medio de la maraña de corrupción y componendas legales, el Registro Agrario Nacional otorgó a Acosta Solís y Guzmán Millet títulos que amparan la propiedad de más de 5 mil hectáreas, en por lo menos 10 ejidos, obtenidos a título gratuito, sin trámites burocráticos de por medio.

Entre 2015 y 2016, desde la Consejería Jurídica del Gobierno de Yucatán, Acosta Solís mediante engaños y artificios legales despojó a mil 600 ejidatarios de sus tierras, ubicadas cerca de la cervecera y zona industrial en el ejido Hunucmá, hoy consideradas una zona de alta plusvalía inmobiliaria.

Desde los cargos públicos que ha desempeñado, Mauricio Sahuí Rivero ha tejido una red de protección a sus prestanombres para despojar de sus tierras a miles de ejidatarios en zonas en las que el Gobierno pretende detonar desarrollos industriales, comerciales e inmobiliarios en Yucatán.

Fuente

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s